Sección litúrgica "Dóminus"

30ª semana del Tiempo Ordinario

25 de octubre de 2020. Festividad de los santos Crisanto y María

"Pues lo de Dios es la felicidad del hombre. De toda persona: da igual su edad, sexo, condición social o económica, etnia..."
Amarás a tu prójimo como a ti mismo

Mateo 22, 34-40

En aquel tiempo, los fariseos, al oír que Jesús había hecho callar a los saduceos, formaron grupo, y uno de ellos, que era experto en la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba: «Maestro, ¿cuál es el mandamiento principal de la Ley?». Él le dijo: «"Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser". Este mandamiento es el principal y primero. El segundo es semejante a él: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo." Estos dos mandamientos sostienen la Ley entera y los profetas».
 

Comentario

Lo de amar a Dios y al prójimo lo tenemos archisabido. Lo sabemos y a menudo lo procuramos. Pero pocas veces tenemos en cuenta que nuestro corazón, espontáneamente, no tiende a amar así por las buenas a cualquier "prójimo", sino que tiende a buscar, amar, seleccionar y corresponder a aquellos que percibe como amigables y agradables, mientras se encoge o cierra con los adversarios, con los distintos o, simplemente, ignora a los que no le interesan especialmente. Y nos parece natural, y no nos causa especial inquietud. salvo contadas excepciones.

Ya es un primer paso acoger esa Palabra de Dios que nos advierte para que no dejemos entrar en nosotros al resentimiento, el odio, la revancha... porque nos daña principalmente a nosotros mismos.

(Fuente: Ciudad Redonda)
 

Preguntas para reflexionar

¿Qué me dice Jesús en el Evangelio? ¿Qué actitudes tengo que cambiar para actuar como cristiano?
 

Oración

Oh Dios:
Tú despliegas tu fuerte poder
amándonos a nosotros sin arrepentirte de ello.
En el corazón humano de tu Hijo Jesús
tú nos has mostrado cuán lejos puede llegar tu amor.
Otórganos un amor que esté dispuesto a perdonar,
generoso y amable como el suyo,
para que sepamos reconocerle
y amarle en nuestros hermanos.
Que nuestros corazones alcancen primero
a los más pobres y a los que parecen menos dignos de amor,
y que les alcancemos
con el amor gratuito que tú nos has dado
en Jesucristo nuestro Señor.

Servicio Diocesano de Comunicación

@mondonedoferrol