Para orar cada día: Viernes

25ª Semana del Tiempo Ordinario

25 de septiembre de 2020. Festividad de Santa Aurelia

"Jesús les pide, nos pide, una respuesta personal. Hay que tomar posición. No basta con ir repitiendo las opiniones oídas, hay que comprometerse personalmente"
Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?

Lucas 9, 18-22

Sucedió que mientras Jesús estaba orando a solas, se hallaban con Él los discípulos y les preguntó: «¿Quién dice la gente que soy yo?». Ellos respondieron: «Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías; otros, que un profeta de los antiguos había resucitado». Les dijo: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?». Pedro le contestó: «El Cristo de Dios». Pero les mandó enérgicamente que no dijeran esto a nadie. Dijo: «El Hijo del hombre debe sufrir mucho, y ser reprobado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, ser matado y resucitar al tercer día».
 

Comentario

El evangelio de hoy retoma el mismo asunto del evangelio de ayer: la opinión de la gente sobre Jesús. Ayer, era a partir de Herodes. Hoy es el mismo Jesús quien pregunta qué dice la opinión pública, y los apóstoles responden dando la misma opinión que ayer. En seguida viene el primer anuncio de la pasión, de la muerte y de la resurrección de Jesús.

"Jesús insistió: Y vosotros, ¿quién decís que soy?" Jesús les pide, nos pide, una respuesta personal. Hay que tomar posición. No basta con ir repitiendo las opiniones oídas, hay que comprometerse personalmente.

Pedro respondió: “¡El Mesías enviado por Dios!” Pedro reconoce que Jesús es aquel que la gente está esperando y que viene a realizar las promesas. Sobre Jesús, sobre su persona, sobre su identidad profunda, sólo podemos atenernos a lo que él nos ha revelado de sí mismo.
 

Preguntas para reflexionar

También Jesús me pregunta: Y tú ¿quién dices que soy yo? ¿Quién soy yo para ti? ¿Qué supongo en tu vida?
 

Oración

Señor, dinos quien eres y que nuestra fe no vacile. Concédenos tener plena confianza en ti.

Concepcionistas de Viveiro

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Viveiro