Para orar cada día: Martes

2ª Semana del Tiempo Ordinario

18 de enero de 2022. Festividad de santa Prisca

"Para Jesús, el hambre de sus discípulos pasa por delante del mandato divino"
El sábado ha sido instituido para el hombre y no el hombre para el sábado

Marcos 2, 23-28

Un sábado, cruzaba Jesús por los sembrados, y sus discípulos empezaron a abrir camino arrancando espigas. Decíanle los fariseos: «Mira ¿por qué hacen en sábado lo que no es lícito?». Él les dice: «¿Nunca habéis leído lo que hizo David cuando tuvo necesidad, y él y los que le acompañaban sintieron hambre, cómo entró en la Casa de Dios, en tiempos del Sumo Sacerdote Abiatar, y comió los panes de la presencia, que sólo a los sacerdotes es lícito comer, y dio también a los que estaban con él?». Y les dijo: «El sábado ha sido instituido para el hombre y no el hombre para el sábado. De suerte que el Hijo del hombre también es señor del sábado».
 

Comentario

"El sábado se hizo para el hombre". El sábado, reposo impuesto al creyente para unirse, agradecido, al descanso de Dios creador, venía observado en tiempos de Jesús con multitud de preceptos. Para Jesús, el hambre de sus discípulos pasa por delante del mandato divino.

Dice Jesús que el sábado se hizo para el hombre y rápidamente entendemos que Dios quiso que el hombre descansara durante el séptimo día. Pero quizá no convendría ser tan rápidos. Hay algo más, un tesoro escondido tras estas palabras. El hombre es Cristo, y el sábado se hizo para él, porque fue creado por él y para él.

Cristo tomó posesión del su sábado cuando reposó en el seno de la tierra en el Sábado Santo. Ese día fue, en realidad, el último día de la antigua creación, cuando el verbo descansó de todo lo que había hecho, y preparó al mundo para el día octavo, el domingo, primer día de la creación nueva.
 

Pregunta para reflexionar

Si Dios no descansó hasta que no hizo todo el bien que pudo, ¿por qué sus fieles van a parar cuando sufren carencias vitales? No se falta al Padre trabajando por lograr lo que necesitan sus hijos.
 

Oración

Te agradezco, Señor, que te hagas tan humano, tan condescendiente conmigo, porque me permites colmar mis carencias cuando tendría que estar cumpliendo tu voluntad.

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo

@mondondonedo