Para orar cada día: Martes

3ª Semana del Tiempo Ordinario

26 de enero de 2021. Festividad de los santos Timoteo y Tito

"María es madre de Jesús por doble motivo: porque lo dio a luz y porque ninguna criatura cumplió la voluntad de Dios como ella"
Estos son mi madre y mis hermanos

Marcos 3, 31-35

En aquel tiempo, llegan la madre y los hermanos de Jesús, y quedándose fuera, le envían a llamar. Estaba mucha gente sentada a su alrededor. Le dicen: «¡Oye!, tu madre, tus hermanos y tus hermanas están fuera y te buscan». Él les responde: «¿Quién es mi madre y mis hermanos?». Y mirando en torno a los que estaban sentados en corro, a su alrededor, dice: «Éstos son mi madre y mis hermanos. Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre».
 

Comentario

La muchedumbre acude siempre a escuchar Jesús. “…tu madre y tus hermanos están fuera y te buscan”. Su madre es María. La conocemos bien. Sabemos de su actitud ejemplar de fe, de su búsqueda espiritual que ha tenido siempre a lo largo de todos los acontecimientos y circunstancias de la infancia de Jesús.

“¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?” El verdadero parentesco de Jesús no es lo que se piensa ni lo que aparenta. Para Jesús los lazos de la sangre, los lazos familiares, los lazos sociales no son lo primero. Su familia no lo comprende, su pueblo tampoco. Nazaret, será el que más lo rechazará. Llamaba la atención que hiciera milagros, que perdonara los pecados, que curara a los enfermos…
Aquí el evangelista no busca adornar su narración. Es una autenticidad algo áspera de Marcos.

“Y paseando la mirada por el corro, dijo: Estos son mi madre y mis hermanos”. Nosotros también  estamos en ese grupo de personas que escuchaban a Jesús. Él nos mira y nos dice: ¿Quiénes son mi madre y mis hermanos? Todo el que hace la voluntad de Dios.

No es suficiente con ser de la familia de sangre de Jesús, tampoco se trata sólo de pertenecer al grupo que lo acompaña. Se trata de cumplir la voluntad de Dios. Por eso, podemos decir que María es madre de Jesús por doble motivo: porque lo dio a luz y porque ninguna criatura cumplió la voluntad de Dios como ella.
 

Pregunta para reflexionar

¿Y cómo saber cuál es la voluntad de Dios?
¿Me siento parte de la familia de Jesús?
 

Oración

Señor, ayúdanos a vivir nuestros lazos familiares como un primer lazo de amor.
Sin encerrarnos en ningún círculo.

Concepcionistas de Viveiro

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Viveiro