Para orar cada día: Martes

24ª Semana del Tiempo Ordinario

15 de septiembre de 2020. Festividad de Nuestra Señora de los Dolores

"María, además, es modelo de paciencia y perseverancia evangélica en el dolor, al participar en los sufrimientos de Cristo"
Una espada te atravesará el alma

Lucas 2, 33-35

En aquel tiempo, el padre de Jesús y su madre estaban admirados de lo que se decía de Él. Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: «Éste está puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción -¡y a ti misma una espada te atravesará el alma!- a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones».
 

Comentario

Lo más parecido en este mundo a los ojos de Dios, son los ojos de una madre. Son unos rayos X infalibles. No ven sólo las apariencias, sino que penetran en lo más secreto de la vida. La tarea de atender la primera sed del recién nacido les fue confiada a las madres porque sólo a un amor incondicional se puede confiar administrar el alimento, condición no sólo de la vida biológica, sino también de la espiritual.

La Iglesia necesita aprender de María a ser madre. Aprender la compasión, la ternura y el cuidado que inspira un ser humano.

Como dice el papa Francisco, “hay un estilo mariano en la actividad evangelizadora de la Iglesia. Porque siempre que miramos a María, volvemos a creer”.

María ocupa un lugar fundamental en el evangelio, estando siempre en segundo plano. Ella, acompañará a los discípulos en ese nuevo caminar.

María, de pie ante la cruz, es también la madre de la Iglesia y la madre de quienes no pueden más. Nos pide que nos pongamos a su lado en la faena de sostener con esperanza el sufrimiento.
 

Pregunta para reflexionar

¿Presentas tus preocupaciones, tus sufrimientos, tus disgustos a María, la Dolorosa?
 

Oración

Ayúdanos, Señor, a permanecer de pie ante la Cruz y a acompañar la esperanza en los límites de la vida.

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo