Para orar cada día: Lunes

26ª Semana del Tiempo Ordinario

28 de septiembre de 2020. Festividad de San Wenceslao

"La grandeza para Jesús no es reinar, sino servir y su destino personal ha estado en contradicción total con lo que los hombres sueñan habitualmente"
El más pequeño de entre vosotros, ése es mayor

Lucas 9, 46-50

En aquel tiempo, se suscitó una discusión entre los discípulos sobre quién de ellos sería el mayor. Conociendo Jesús lo que pensaban en su corazón, tomó a un niño, le puso a su lado, y les dijo: «El que reciba a este niño en mi nombre, a mí me recibe; y el que me reciba a mí, recibe a Aquel que me ha enviado; pues el más pequeño de entre vosotros, ése es mayor».

Tomando Juan la palabra, dijo: «Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu nombre, y tratamos de impedírselo, porque no viene con nosotros». Pero Jesús le dijo: «No se lo impidáis, pues el que no está contra vosotros, está por vosotros».
 

Comentario

La discusión sobre quién es el mayor, el mejor o el más importante es una trampa en la que caemos fácilmente. Jesús  actúa como médico de nuestro corazón y nos ofrece otros criterios para evaluar la realidad.

En este texto del evangelio, Jesús sitúa en el centro, a su lado, a un niño. Es una imagen que vale más  que mil palabras. Jesús coloca en el centro a la humanidad vulnerable sin más, la vida sin adjetivos. Lo más importante no es lo que se piensa o se hace. Lo más importante es la vida, la vida sin más, la vida que tenemos que abrazar.
 

Pregunta para reflexionar

¿Qué hacer para volver a ser un niño? ¿Cómo volver al territorio de la infancia? El camino que quiere  enseñarnos Jesús, es el de no olvidar nuestra mirada de niños, nuestros ojos de asombro.
 

Oración

Ayúdanos, Señor, a acogerte y servirte en los más pequeños e insignificantes e nuestros ambientes.

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo