Para orar cada día: Viernes

17ª Semana del Tiempo Ordinario

31 de julio de 2020. Festividad de San Ignacio de Loyola

"Hoy como ayer, hablar de Dios a quienes nos conocen desde siempre resulta difícil"
Un profeta sólo en su patria y en su casa carece de prestigio

Mateo 13, 54-58

En aquel tiempo, Jesús viniendo a su patria, les enseñaba en su sinagoga, de tal manera que decían maravillados: «¿De dónde le viene a éste esa sabiduría y esos milagros? ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? Y sus hermanas, ¿no están todas entre nosotros? Entonces, ¿de dónde le viene todo esto?». Y se escandalizaban a causa de Él. Mas Jesús les dijo: «Un profeta sólo en su patria y en su casa carece de prestigio». Y no hizo allí muchos milagros, a causa de su falta de fe.
 

Comentario

Los nazarenos creen conocer a Jesús, pero entrevén, al mismo tiempo, que su persona es misteriosa y le preguntan de dónde saca esa sabiduría y esos milagros.

Pretender saberlo todo es muy peligroso, uno se encierra en sí mismo y no tiene nada que aprender. Hemos de abandonar nuestras seguridades y nuestras certezas para progresar en la fe.

Jesús es rechazado como profeta en su propia tierra, entre los más próximos. Se le reprocha su origen modesto: después de todo no es más que un carpintero.

Si tratamos de decir la verdad, si denunciamos las injusticias, si anunciamos el Evangelio, recibiremos el mismo trato que recibió Jesús en su pueblo.

Es paradójico que a pesar de situarse al lado de los pobres no fuera comprendido por el pueblo sencillo como tampoco lo fue por los fariseos. Ellos esperaban un mesías glorioso, poderoso, misterioso…

“Y no hizo allí muchos milagros, porque les faltaba fe”. Es sorprendente el respecto de Jesús a la libertad de las personas. Nunca fuerza la conciencia.
 

Preguntas para reflexionar

¿Me condicionan los prejuicios, en mi opinión acerca de los otros?
¿Soy libre para aceptar las ideas de los demás?
¿De quiénes acepto con más facilidad testimonio?
 

Oración

Señor, conserva nuestras mentes y nuestros corazones abiertos 
y disponibles a renunciar  todo lo que sabemos.
Enséñanos a reconocer tu voz en las personas más cercanas.
Que sepamos acoger la verdad, venga de donde venga.

Concepcionistas de Viveiro

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Viveiro