Para orar cada día: Jueves

34ª Semana del Tiempo Ordinario

26 de noviembre de 2020. Festividad de San Leonardo

"El centinela está muchas veces solo. Pero sabe que no lo está, y que es el representante de algo mayor que él mismo"
Cobrad ánimo y levantad la cabeza porque se acerca vuestra liberación

Lucas 21, 20-28

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Cuando veáis a Jerusalén cercada por ejércitos, sabed entonces que se acerca su desolación. Entonces, los que estén en Judea, huyan a los montes; y los que estén en medio de la ciudad, que se alejen; y los que estén en los campos, que no entren en ella; porque éstos son días de venganza, y se cumplirá todo cuanto está escrito.

»¡Ay de las que estén encinta o criando en aquellos días! Habrá, en efecto, una gran calamidad sobre la tierra, y cólera contra este pueblo; y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones, y Jerusalén será pisoteada por los gentiles, hasta que se cumpla el tiempo de los gentiles. Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas; y en la tierra, angustia de las gentes, perplejas por el estruendo del mar y de las olas, muriéndose los hombres de terror y de ansiedad por las cosas que vendrán sobre el mundo; porque las fuerzas de los cielos serán sacudidas. Y entonces verán venir al Hijo del hombre en una nube con gran poder y gloria. Cuando empiecen a suceder estas cosas, cobrad ánimo y levantad la cabeza porque se acerca vuestra liberación».
 

Comentario

El escritor Saint-Exupéry, reflexionó mucho sobre la figura del centinela. El centinela está muchas veces solo. Pero sabe que no lo está, y que es el representante de algo mayor que él mismo. A veces, también en la vida de fe sentimos el peso de la soledad y la noche. Pero en las horas de debilidad, en las horas más vulnerables de la noche, debemos recordar que somos los representantes del Reino. Por eso vale la pena vigilar.

El centinela es normalmente el primero que ve aparecer la aurora. Acojamos en nuestro corazón lo que nos dice el Señor: levantaos, alzad la cabeza; se acerca vuestra liberación.
 

Pregunta para reflexionar

El Señor es claro: ¡manténgase firmes!, ¡levanten la cabeza!. En tiempos de crisis, ¿pongo en Dios mi seguridad?
 

Oración

Ayúdanos, Señor, a vivir el presente con compromiso y esperanza activa.

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo