Para orar cada día: Jueves

1ª Semana del Tiempo de Cuaresma

25 de febrero de 2021. Festividad de San Valerio

"Se necesita fe y esperanza. Necesitamos convertirnos de nuestras autosuficiencias y saber pedir al Señor que cambie nuestro pensamiento y nuestro corazón"
Todo el que pide recibe; el que busca, halla

Mateo 7, 7-12

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿O hay acaso alguno entre vosotros que al hijo que le pide pan le dé una piedra; o si le pide un pez, le dé una culebra? Si, pues, vosotros, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que se las pidan! Por tanto, todo cuanto queráis que os hagan los hombres, hacédselo también vosotros a ellos; porque ésta es la Ley y los Profetas».
 

Comentario

Aunque Dios sepa todo lo que necesitamos antes de pedírselo, presentemos a Dios nuestra pobreza, la pobreza del mundo... Cuando pedimos, reconocemos nuestra realidad, crece nuestra confianza en la bondad de Dios y, si nos conviene, él nos da fuerza para hacer realidad nuestra petición.

El Maestro invita a los discípulos a orar con la seguridad de que van a ser escuchados. Una seguridad  que radica en la convicción de que Dios es un Padre para quien lo invoca, y que quiere escuchar como padre las súplicas de sus hijos.

Se necesita fe y esperanza. Necesitamos convertirnos de nuestras autosuficiencias y saber pedir al Señor que cambie nuestro pensamiento y nuestro corazón. El Señor promete conceder cuanto le pidamos siempre que estemos dispuestos a poner algo de nuestra parte. Los dones de Dios no son lluvia sino agua de pozo. Hay que echar el caldero y tirar.

Dios es bueno, Dios es Padre, Dios es madre. Dios quiere dar cosas buenas.
 

Pregunta para reflexionar

¿Por qué razón no le pedimos más a Dios?
¿Puedo confiar en esta radical bondad de Dios?
¿Por qué a veces pedimos y no recibimos?
 

Oración

Señor, que luche como si todo dependiera de mí.
Y que confíe como si todo dependiera de ti

Concepcionistas de Viveiro

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Viveiro