Para orar cada día: Lunes

17ª Semana del Tiempo Ordinario

25 de julio de 2022. Festividad de Santiago Apóstol

"El primero en la Iglesia debe hacerse esclavo de los demás, dando la vida por su comunidad, por su parroquia, por su congregación o por la diócesis, al igual que Cristo"
¿Podéis beber la copa que yo voy a beber?

Mateo 12, 38-42

En aquel tiempo, se acercó a Jesús la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, y se postró como para pedirle algo. Él le dijo: «¿Qué quieres?». Dícele ella: «Manda que estos dos hijos míos se sienten, uno a tu derecha y otro a tu izquierda, en tu Reino». Replicó Jesús: «No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber la copa que yo voy a beber?». Dícenle: «Sí, podemos». Díceles: «Mi copa, sí la beberéis; pero sentarse a mi derecha o mi izquierda no es cosa mía el concederlo, sino que es para quienes está preparado por mi Padre».

Al oír esto los otros diez, se indignaron contra los dos hermanos. Mas Jesús los llamó y dijo: «Sabéis que los jefes de las naciones las dominan como señores absolutos, y los grandes las oprimen con su poder. No ha de ser así entre vosotros, sino que el que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros, será vuestro esclavo; de la misma manera que el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos».
 

Comentario

En todo grupo humano tiene que haber un jefe, alguien que marque el camino para que el resto pueda seguirlo. Pero, como dijo el historiador católico británico lord Acton, "el poder tiende a corromper, y el poder absoluto corrompe absolutamente".

La petición de los Zebedeos da pie a Jesús para explicar cómo debe ejercerse el poder en el seno de la comunidad cristiana, donde no estamos libres de corruptelas. El primero en la Iglesia debe hacerse esclavo de los demás, dando la vida por su comunidad, por su parroquia, por su congregación o por la diócesis, al igual que Cristo.

Los únicos peldaños para ascender en la Iglesia son los de la cruz. Lo demás es vanidad de vanidades, y todo vanidad.
 

Pregunta para reflexionar

Te propongo otro patriotismo y discurso ¿Te preguntas? ¿España está así por nuestros pecados?  Si yo fuese santo y hablase de Cristo, el ambiente a mi alrededor, se transformaría y más personas, amarían al Señor.
 

Oración

¡Qué más quisiera yo, Señor, que poder hoy decirte, como Pedro un día, que lo he dejado todo por ti! Y por lo que me has prometido dar, sino por tenerte a ti como bien único.

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo

@mondondonedo