Para orar cada día: Miércoles

25ª Semana del Tiempo Ordinario

23 de septiembre de 2020. Festividad de Santa Tecla

"Llamando a los doce, Jesús intensifica el anuncio de la Buena Nueva"
No toméis nada para el camino, ni bastón, ni alforja, ni pan, ni plata

Lucas 9, 1-6

En aquel tiempo, convocando Jesús a los Doce, les dio autoridad y poder sobre todos los demonios, y para curar enfermedades; y los envió a proclamar el Reino de Dios y a curar. Y les dijo: «No toméis nada para el camino, ni bastón, ni alforja, ni pan, ni plata; ni tengáis dos túnicas cada uno. Cuando entréis en una casa, quedaos en ella hasta que os marchéis de allí. En cuanto a los que no os reciban, saliendo de aquella ciudad, sacudid el polvo de vuestros pies en testimonio contra ellos». Saliendo, pues, recorrían los pueblos, anunciando la Buena Nueva y curando por todas partes.
 

Comentario

El evangelio de hoy nos trae la descripción de la misión que los Doce recibieron de Jesús.

“Les dio autoridad y poder sobre todos los demonios, y para curar enfermedades; y los envió a proclamar el Reino de Dios y a curar”. Llamando a los doce, Jesús intensifica el anuncio de la Buena Nueva. El objetivo de la misión es simple y claro: reciben el poder y la autoridad para expulsar a los demonios, para curar las dolencias y para anunciar el Reino de Dios. Así como la gente quedaba admirada ante la autoridad de Jesús sobre los espíritus impuros y ante su manera de anunciar la Buena Nueva, lo mismo deberá acontecer con la predicación de los doce apóstoles.

Jesús manda a los doce a hacer las mismas cosas que él está haciendo. Después de la resurrección le dijo a los apóstoles: “Como mi Padre me envió, yo también os envío yo”. Me detengo en la maravilla de la verdad que Jesús coloca delante de nosotros, compartiendo su propia misión y sus propios poderes con nosotros en toda nuestra fragilidad.
 

Pregunta para reflexionar

¿Cuál es el punto de la misión de los apóstoles que tiene más importancia para nosotros hoy? ¿Me esfuerzo por acercar a  los demás a Cristo y en ayudar a los que están pasando por una enfermedad?
 

Oración

Señor, el mundo necesita apóstoles santos. La persona «moderna» se caracteriza por su insensibilidad e indiferencia ante las necesidades de los demás.  Ayúdame a pasar mi vida haciendo el bien, pensando bien, hablando bien y dando no sólo lo que tengo, sino sobre todo, lo que soy, con sencillez y generosidad.

Concepcionistas de Viveiro

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Viveiro