Para orar cada día: Sábado

14ª Semana del Tiempo Ordinario

9 de julio de 2022. Festividad de Santa Anatolia

"Dios cuida de nosotros, nos ama con todo el corazón, está presente en los menores acontecimientos de nuestra vida"
No está el discípulo por encima del maestro

Mateo 10, 24-33

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus Apóstoles: «No está el discípulo por encima del maestro, ni el siervo por encima de su amo. Ya le basta al discípulo ser como su maestro, y al siervo como su amo. Si al dueño de la casa le han llamado Beelzebul, ¡cuánto más a sus domésticos!

»No les tengáis miedo. Pues no hay nada encubierto que no haya de ser descubierto, ni oculto que no haya de saberse. Lo que yo os digo en la oscuridad, decidlo vosotros a la luz; y lo que oís al oído, proclamadlo desde los terrados. Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien a Aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna. ¿No se venden dos pajarillos por un as? Pues bien, ni uno de ellos caerá en tierra sin el consentimiento de vuestro Padre. En cuanto a vosotros, hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; vosotros valéis más que muchos pajarillos. Por todo aquel que se declare por mí ante los hombres, yo también me declararé por él ante mi Padre que está en los cielos; pero a quien me niegue ante los hombres, le negaré yo también ante mi Padre que está en los cielos».
 

Comentario

“Un discípulo no es más que su maestro”. Jesús hace una comparación. Evoca el tipo de relaciones existentes entre los alumnos y su maestro. Normalmente el discípulo recibe la enseñanza de alguien que, en edad o en ciencia, es mayor que él y que sabe más y mejor que él. Los discípulos del Señor no podemos ser tratados mejor que él. Conocemos bien la historia de Jesús. Hemos leído muchas veces el evangelio. Ya no nos sorprende  que a Jesús lo llamaran Belzebú por expulsar demonios, y que a cambio de una vida entregada a los demás le dieran una cruz, y una muerte cruel.

Pero hoy, sobre todo, Jesús nos llama a la confianza. Dios cuida de nosotros, nos ama con todo el corazón, está presente en los menores acontecimientos de nuestra vida. Ni siquiera se cae un cabello de nuestra cabeza sin que Dios lo permita. Es nuestro mejor seguro. Nunca nos fallará.
 

Pregunta para reflexionar

¿Está Jesús preguntándome en verdad si acepto ser tratado como él fue tratado? ¿Cuál es mi respuesta?
 

Oración

Queremos ponernos a tu escucha, Señor, seguir tu escuela, escuchar tu Palabra. Perdona nuestra falta de confianza y concédenos ser fieles a tu misión.

Concepcionistas de Viveiro

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Viveiro