Pedro Rodríguez: "La Iglesia debe estar siempre del lado de los más débiles"

Don Pedro, en el templo parroquial del Pilar de Ferrol · Autor: José Pardo

Entrevista "La Voz de Galicia" al arcipreste de Ferrol

«Todos tenemos que hacer cuanto esté en nuestra mano para luchar contra el covid»

Pedro Rodríguez Paz es el mayor experto de la diócesis de Mondoñedo-Ferrol en un ámbito de conocimiento que durante las dos últimas décadas ha vuelto a adquirir un notable protagonismo en la Iglesia: el de la liturgia. El de la liturgia, entiéndasenos, abordada no solo como mera perpetuación -o renovación- del rito, sino como la forma en la que la celebración religiosa adquiere su sentido más profundo. Párroco del Pilar y de Caranza, es el arcipreste de Ferrol. Y es, además, el delegado diocesano para las cofradías penitenciales, cargo que le hace estar especialmente presente en todo cuanto atañe a la celebración de la Semana Santa en ciudades como Mondoñedo, Viveiro y, por supuesto, Ferrol. Nacido, hace 72 años, en el municipio de Guitiriz -es hijo, por tanto, de esa Terra Chá que tantos sacerdotes ha dado a la diócesis-, desde su llegada a Ferrol se integró decididamente en la vida de la ciudad, desarrollando una intensa labor en ámbitos como el de la atención, en especial a través de Cáritas, a quienes más sufren, a quienes nada tienen.

En estos momentos tan difíciles, la labor social de la Iglesia es más importante que nunca...
Siempre es importante. Ahora lo es mucho, claro que sí, porque vivimos momentos muy duros, pero nunca deja de serlo. ¡Es que no puede dejar de serlo...! La Iglesia tiene que estar siempre del lado de los más débiles. Actuar de otra forma carecería por completo de sentido. Nuestra razón de ser es seguir lo que Cristo nos enseñó. La Iglesia no puede renunciar en el mundo de hoy, de ninguna manera, a su labor humanitaria.

La celebración de la Semana Santa del 2020 coincidió con la primera ola del covid, lo que obligó a suspender todas las actividades previstas. Ahora, casi a las puertas del inicio de la Cuaresma, estamos inmersos en la tercera ola. ¿Cómo viven esta situación las cofradías?
Vamos a ver: lo primero que me gustaría subrayar es que las cofradías de Semana Santa están hoy más vivas que nunca. ¡Que nadie piense lo contrario! Claro que fue muy duro tener que suspender las procesiones. En nuestra diócesis fue muy doloroso. Y qué decir de lo que pudo suponer para ciudades como Sevilla. Pero nadie se ha rendido. Las cofradías de Semana Santa, como el Camino de Santiago, volverán a brillar. Están llenas de gente estupenda. Y tienen una gran riqueza, que son los jóvenes.

Desde los años sesenta, Ferrol comparte con Mondoñedo la capitalidad diocesana. ¿Qué frutos ha dado, desde entonces, esa doble capitalidad? Desde el punto de vista espiritual, quiero decir.
Los frutos han sido muchos. Como todo el mundo sabe, Ferrol, históricamente, ha estado en la vanguardia de la renovación eclesial. Y eso se ha notado mucho. Se sigue notando, en realidad. En Mondoñedo está todo el peso de la tradición y de la historia. Y Ferrol le ha dado a la diócesis una forma de vivir la fe muy dinámica, en la que siempre se ha mirado al futuro.

«En una situación tan grave como la que estamos viviendo -dice Pedro Rodríguez Paz- todos tenemos que hacer todo cuanto esté en nuestra mano para luchar contra el covid. En las iglesias -añade- se están extremando las precauciones al máximo, para descartar cualquier riesgo de contagio. Y sabemos que eso puede resultar a veces muy doloroso, porque la celebración no puede ser ahora lo que siempre era. Ni siquiera podemos darnos realmente la paz unos a otros. Pero son las circunstancias que nos ha tocado vivir, y estoy convencido de que todo esto se superará».

¿Y cómo será la Semana Santa?
Es muy difícil saber en qué situación nos encontraremos en Semana Santa, por lo que atañe a la pandemia. Pero yo confío en que las cosas vayan yendo a mejor. Y aunque como es natural este año aún no podrá haber procesiones, espero que las imágenes, en Ferrol, en Viveiro y en todas las ciudades españolas, puedan salir a la calle, y permanecer allí para que la gente pueda venerarlas. Tendrá que ser necesariamente algo muy estático, por supuesto, y evitando toda clase de aglomeraciones, pero ya digo que espero que en espacios públicos ferrolanos como la plaza de Amboage o, por ejemplo, las Angustias, las imágenes de Semana Santa puedan ser expuestas a la veneración de los fieles.

Hablando de imágenes, ¿el arte religioso ferrolano es suficientemente conocido por el gran público?
En mi opinión, todavía no. Y es una pena, porque Ferrol tiene una magnífica imaginería religiosa que, de alguna manera, también es hija de la historia de la ciudad. Como lo son las cofradías penitenciales, que también siguen haciendo una labor fundamental, y por desgracia poco conocida, en el ámbito de la ayuda social.

Fuente: La Voz de Galicia. Edición Ferrol. Lunes 1 de febrero de 2021
Texto: Ramón Loureiro
Fotografía: José Pardo

Servicio Diocesano de Comunicación

@mondonedoferrol