Sumando X logramos un mundo mejor

Sólo en el último año, en la Iglesia hemos podido atender a más de 4 millones de personas · Autor: Xtantos

Comienza la campaña Xtantos 2021

Marcando las 2 X en tu declaración de la renta, la de la Iglesia y la de fines sociales, ayudarás más. Hoy más que nunca la Iglesia ofrece toda su ayuda

La campaña Xtantos 2021 se inicia en plena pandemia con las consecutivas oleadas y normativas que están afectando el desenvolvimiento normal de la vida social en todos los ámbitos. Sin embargo, en medio de esta situación, «La Iglesia es refugio para quien no tiene casa, alimento para quien pasa hambre, y esperanza para quien se siente solo. Es la luz que alumbra a toda persona. Porque la Iglesia somos tú, yo y todos. Ahora y siempre».

La Iglesia es más de lo que se ve a primera vista. Su presencia es un gran bien para toda la sociedad, especialmente, para los más olvidados.

En estos momentos queremos lanzar un mensaje de esperanza, de unidad, de colaboración común. En lo que es la Iglesia, en el bien que hace a todos desde multitud de ámbitos, ofreciendo nuestras instalaciones, todo lo que somos, también solicitamos la colaboración de todos porque juntos, sumando esfuerzos y voluntades logramos un mundo mejor.

El objetivo de esta campaña no es más que mostrar las múltiples formas en las que la Iglesia, a través de sus diferentes realidades, lleva a cabo su misión de difundir la palabra de Dios y promover la dignidad del ser humano, muy especialmente durante estos duros meses de pandemia, en la que la Iglesia y todas las personas que la conforman se han volcado con todo lo que tiene y con todo lo que es, poniendo todos sus recursos al servicio de la sociedad, del bien común. En lo material, en lo espiritual y en lo humano.

También es una llamada a la esperanza, la fraternidad, la generosidad y la concordia, en un clima en el que la urgencia de cubrir las necesidades más básicas de tantísimas personas, un pequeño gesto caritativo de compasión, ayuda o apoyo al otro puede suponer una gran diferencia.

El arranque de la campaña se produce con la publicación de los resultados de la Asignación Tributaria del ejercicio anterior presentados hace unas semanas. Vivimos tiempos muy difíciles y aún queda mucho por afrontar, tiempos en los que la Iglesia ayudará con todos sus medios espirituales, humanos y sociales a salir adelante a millones de personas.

La Conferencia Episcopal distribuye el dinero de la asignación tributaria de manera solidaria de forma que las diócesis más pequeñas reciben proporcionalmente más recursos económicos. De esa forma pueden hacer frente a sus necesidades y que su presencia y su acción sean un bien para toda la sociedad.

El sistema de asignación tributaria, que cumple trece años, es un sistema respetuoso con la libertad de las personas. Tenemos la posibilidad de marcar la casilla de la Iglesia católica, la de Otros fines de interés social, las dos al mismo tiempo o ninguna de ellas, y destinar así, libremente, un porcentaje de nuestros impuestos a un fin concreto.

La asignación tributaria es una decisión libre desde la que los ciudadanos apuestan por la persona y su dignidad. Además, es un signo de que toda la sociedad camina unida en el bien común. La Iglesia publica cada año su Memoria de Actividades que es pública y de fácil acceso.
 

Servicio Diocesano de Comunicación

@mondonedoferrol