Rastrillo solidario de Manos Unidas en Ferrol

La venta de productos de artesanía contribuirá a financiar el nuevo proyecto solidario de la organización, esta vez en el estado de Nagaland (India)

Este año, todavía marcado por las restricciones de la pandemia, la delegación ferrolana de Manos Unidas ha optado por realizar su Rastrillo Solidario de Verano en sus instalaciones de calle Magdalena 230.

A través de la venta de productos de artesanía cedidos o realizados por voluntarios de la organización y colaboradores, pretenden contribuir a financiar uno de los proyectos que la organización realiza en el estado de Nagaland en el noroeste de India.

La delegada de Manos Unidas en Ferrol, Ángeles Losada, señala que pretenden conseguir los casi 34.000 euros que permitirían asegurar la educación y conseguir la integración y promoción de las personas que sufren algún tipo de discapacidad en una zona que cuenta con muy pocos recursos.

Ángeles, junto a Remedios Rey, Carmen Moiño y Eva Rey, se encarga del rastrillo durante todo este mes en horario de nueve a una. En él encontramos ropa de bebé hecha a mano, cuadros, libros, bisutería, bolsos, sombreros de playa, adornos y material de Manos Unidas. Comprar algo allí puede ayudar a miles de kilómetros.
 


NUEVO PROYECTO SOLIDARIO: INTEGRACIÓN DE PERSONAS DISCAPACITADAS EN NAGALAND - INDIA

Nagaland es un estado del Nordeste de la India, habitado por tribus. Su economía está basada en la agricultura. Tiene una tasa de alfabetización del 79.55% aunque entre los discapacitados sólo alcanza el 44%. El sistema educativo está muy deteriorado. A nivel sanitario hay problemas de malnutrición en los niños y un alto porcentaje de mujeres embarazadas seropositivas. De los 2 millones de personas que habitan el Estado, casi 30.000 tienen alguna discapacidad.

Nuestro socio local, la Asociación para el Desarrollo de Nagaland (DAN), es la entidad encargada del desarrollo de la Diócesis de Kohima desde 1986 y solicita a Manos Unidas un proyecto para asegurar la educación y conseguir la integración y promoción de los derechos de los discapacitados.

Manos Unidas aportaría el estudio de base, salarios del personal especializado, gastos de desplazamiento y manutención del personal contratado y voluntarios, talleres de formación y concienciación para los líderes de las aldeas, así como distribución de equipamiento médico y envío de material sanitario a 10 personas con discapacidad.

El objetivo es mejorar el acceso a las instituciones sanitarias y educativas y conseguir la integración social de la población con discapacidad en escuelas locales o especiales.

El socio local aportaría el 9% del total del proyecto.

El número de beneficiarios directos es de 123 persona, de 20 aldeas remotas de 4 distritos de Nagaland (Tribus indígenas e inmigrantes).

Los indirectos serán unos 2.000 (familias y comunidad).

Importe: 33.876,00 euros

Fuente: La Voz de Galicia-Ferrol y Manos Unidas de Mondoñedo-Ferrol
 

Servicio Diocesano de Comunicación

@mondonedoferrol