La diócesis expone en la Domus parte de la obra pictórica de González Collado

Escalera principal de la Domus Ecclesiae · Autor: Diócesis

El artista donó su colección de arte religioso al obispado en 2017

Esta actuación coincide con la llegada del nuevo obispo y las obras de conservación y mantenimiento del edificio

22 septiembre 2021.- En el año 2017 el artista ferrolano José María González Collado donó su colección pictórica de arte religioso a la diócesis de Mondoñedo-Ferrol. Algunos de los setenta y seis cuadros que integraban este conjunto (dos al óleo; uno a la acuarela; catorce a la sanguina; siete a dibujo lineal; veintisiete a grafito, cuatro a tinta china; uno a bolígrafo; y once a la aguatinta) fueron instalados en distintos edificios y templos de la diócesis, como la concatedral de San Xiao o, en el caso de la obra "Cenáculo", que por sus dimensiones y representatividad se colocó en la catedral-basílica de la Asunción de Mondoñedo. El resto de la colección pasó a conservarse en la Domus Ecclesiae de Ferrol mientras no se encontrase un espacio expositivo definitivo.

Es ahora, coincidiendo con la llegada del nuevo obispo diocesano, y en el marco de las obras de puesta a punto y adecuación de espacios que se llevan a cabo en el edificio desde el pasado mes de marzo, cuando el obispado ha decidido instalar otra parte importante del conjunto artístico de Collado. Concretamente, la serie "Apóstoles", de 34 x 48 cm., formada por catorce cuadros, y la obra "Ascensión", de 96 x 145 cm., han sido ubicadas recientemente en las paredes de la escalera principal de la sede episcopal ferrolana.

 

El edificio de la Domus Ecclesiae, situado en el barrio de Canido e inaugurado en 1963 durante el episcopado de monseñor Argaya Goicoechea, nació como residencia episcopal en la ciudad, convictorio y centro de formación sacerdotal. También acogió una residencia universitaria y en la actualidad alberga las dependencias de la curia diocesana.

En 2021 se iniciaron diversas actuaciones de conservación y mantenimiento en el inmueble, especialmente de impermeabilización y pintado de la fachada principal, trasera y laterales, que todavía continúan, para poner freno a los problemas de humedades que venía sufriendo en los últimos tiempos. También se procedió a la limpieza de una parte del sótano, para ampliar el depósito documental de la biblioteca-hemeroteca, que viene experimentando un importante crecimiento de sus fondos debido a las donaciones de sacerdotes y a los intercambios de revistas.

Está previsto que durante los próximos meses se actúe en la biblioteca y en el salón de actos, con el tratamiento del mobiliario de madera, como la mesa de conferencias, estanterías, mesas bajas y sillas, que venían sufriendo un notable deterioro por la acción de la polilla y la humedad.
 

Servicio Diocesano de Comunicación

@mondonedoferrol