Las personas sin hogar alzan la voz para reclamar una protección social que les permita «vivir con dignidad en un hogar propio»

Los actos diocesanos se centralizaron en la Plaza de España de Ferrol, con la presencia del obispo Fernando García

Las calles de toda España recuperan, tras el paréntesis de la Covid, el «flashmob» organizado por la Campaña Nadie Sin Hogar.

29 octubre 2021.- Cáritas Diocesana de Mondoñedo-Ferrol ha organizado en la mañana de este jueves, 28 de octubre, en la plaza de España de Ferrol, varias actividades para denunciar la situación que viven las personas sin hogar, adelantándose así al próximo domingo, día 31, Día de las Personas Sin Hogar.

Hasta este espacio se ha desplazado el obispo de esta diócesis, monseñor Fernando García Cadiñanos, que ha querido estar de esta manera con los más necesitados y con los trabajadores y voluntariado de Cáritas.

En la plaza de España se colocó de manera simbólica un pequeño laberinto, ya que el lema de este año es “¿Sin Salida? Perdidos en un sistema de protección social que no te protege”.

Además, se dio lectura, por parte de varias personas, algunas de ellas sin hogar, del manifiesto elaborado por Cáritas y en donde se volvió a denunciar y se reclamó a las administraciones los derechos que deben de tener todas las personas “un trabajo, una vivienda digna, acceso a los servicios sociales y a la asistencia sanitaria”.

En el texto se destaca que “tras 29 años de campañas seguimos levantando la voz ante la grave situación de desprotección social y falta de oportunidades en las que nos encontramos miles de personas en situación de sin hogar”, en donde “garantizar la protección social es un derecho fundamental para salir de la situación en la que nos encontramos”.

Así, han reclamado “tener las herramientas necesarias para elaborar nuestro proyecto de vida y soñarnos viviendo como ciudadanos de pleno derecho”, reclamando a las administraciones “un parque público de viviendas sociales para personas y familias en situación de sin techo y sin vivienda, la existencia de un enfoque de políticas de empleo para personas con un difícil acceso al mercado laboral velando por una formación adecuada”, en donde además “el empleo de calidad es una fuente de inclusión social y de protección frente a la pobreza”.

También han reclamado “garantizar la universalidad, gratuidad y el acceso del derecho a la salud de todos los ciudadanos, especialmente, a los más desfavorecidos”, además de “desarrollar unas políticas públicas de prevención del sinhogarismo, que se anticipen a la pérdida del hogar y que garanticen el acceso a los recursos adecuados”.

Por último, también han reclamado “una garantía de ingresos que no sólo cubra nuestras necesidades básicas, sino que también nos permita disfrutar de la cultura, del ocio y de las redes sociales” y “una mayor coordinación entre las instituciones para paliar las consecuencias directas que tienen en nosotros y nuestras familias las distintas situaciones de exclusión social en las que nos encontramos”.

Fuente: COPE Ferrol
Fotografías: Roberto Marín

 

Servicio Diocesano de Comunicación

@mondonedoferrol