Finalizadas las obras de restauración de los templos de Magazos, Saldanxe y Damil

La diócesis acometió estos trabajos merced al convenio de colaboración suscrito con la Deputación de Lugo

15 septiembre 2022.- La diócesis de Mondoñedo-Ferrol, a través de la delegación de Patrimonio, confirmó esta mañana la finalización de los trabajos de rehabilitación de los templos parroquiales de Santa María de Magazos (Viveiro) y San Miguel de Saldanxe (A Pastoriza), y de la capilla de San Vitorio, en Damil (Begonte), merced al convenio de colaboración vigente con la Deputación de Lugo. A través de este acuerdo, establecido en septiembre de 2021, el ente provincial se comprometió a aportar 50.000 euros para la "conservación, mejora y puesta en valor del patrimonio histórico-artístico de la diócesis" (complementados con la aportación de otros 50.000 euros por parte del obispado), que finalmente fueron destinados a acometer distintas actuaciones en los citados inmuebles.

Según se desprende de las memoria técnicas, en relación a la iglesia de Magazos, las obras consistieron en la renovación integral de los elementos estructurales, el entablado de la cubierta y el losado de cubrición de los dos pórticos laterales del templo. La actuación, que tuvo un plazo de ejecución de cuatro meses, permitió conservar las características tipológicas originales, sin modificar las dimensiones de los espacios ni la configuración de la cubierta. El importe final de los trabajos ascendió a la cantidad de 33.745,06 euros.

En cuanto a la iglesia de Saldanxe, situada en el núcleo poblacional de Torre, con un plazo de ejecución de dos meses, supuso la renovación de las cubiertas de la sacristía, nave principal y presbiterio, con la colocación de un nuevo entablado sobre el existente y la cubrición con losa al sistema tradicional. Las obras ejecutadas ascencieron a 31.742,67 euros.

Y finalmente, en capilla begontina de San Vitorio de Damil, con un plazo de ejecución de un mes, se llevó a cabo la renovación del losado de la cubierta. La obra tuvo que acometerse por plazos para evitar daños debido a las inclemencias climatológicas, ya que el templo tuvo que permanecer en ciertos momentos sin cubrición. La confirguración y superficie de la cubierta no fue variada ni aparecieron daños estructrales, incluso pudieron conservarse las vigas originales de la edificación. La cuantía final ascendió a 34.987,33 euros.
 

Servicio Diocesano de Comunicación

@mondonedoferrol