Marta Pazo: «En Cáritas creemos en las personas, y no nos dejamos arrastrar por el pesimismo»

· Autor: José Pardo

Entrevista a la nueva secretaria general de Cáritas Mondoñedo-Ferrol en "La Voz de Galicia"

Cáritas Diocesana presta ayuda regularmente, en la actualidad, a unas 4.700 personas

10 octubre 2022.- Marta Pazo, que durante los últimos años desarrolló ya una intensa labor como coordinadora de Cáritas Diocesana de Mondoñedo-Ferrol, asume ahora la secretaría general de la organización humanitaria. La institución que ella dirige presta ayuda regularmente, en la actualidad, a unas 4.700 personas —el territorio de la Diócesis abarca el área norte de las provincias de A Coruña y Lugo, incluyendo la Terra Chá—, y cuenta con el apoyo de tres centenares de voluntarios, que en su mayoría llevan a cabo su actividad en estrecha colaboración con las parroquias.

Decía usted, tras asumir su nuevo cargo, que la realidad es cambiante, y que Cáritas precisa adaptarse a ella
Sí, y no queda otro remedio que adaptarse. Todo está cambiando muy rápido, y esos cambios están golpeando duramente a los sectores más desfavorecidos de la sociedad. Además, vivimos un tiempo marcado por el individualismo, y por una soledad que padecen mucho, por ejemplo, las personas mayores...

Y frente a todo ello, ¿qué se puede hacer?
Cambiarlo.

¿Eso es posible?
Por supuesto. Hay que trabajar para que las cosas cambien. Ese ha de ser nuestro objetivo. En Cáritas creemos en las personas y en el potencial que cada persona atesora, y no nos dejamos arrastrar por el pesimismo. Sabemos que es posible salir adelante, y nuestra labor pasa también por acompañar a lo largo de todo ese proceso a las personas que lo necesitan. No podemos caer en la indiferencia.

A sus 47 años, Marta Pazo atesora una larga experiencia en el ámbito humanitario, en el empeño de abrir caminos nuevos a quienes viven inmersos en la pobreza o sufren cualquier forma de exclusión. «Hay que luchar contra la indiferencia —dice Marta—, no podemos cerrar los ojos ante lo que sucede».

¿Somos menos solidarios ahora?
No, por supuesto que no. En la pandemia se vio que la gente sigue siendo muy solidaria. Lo que ocurre es que estamos inmersos en una época en la que da la impresión, a veces, de que ya no sabemos mirar a los demás; de que estamos todo el tiempo pendientes de nosotros mismos, como si ya no reconociésemos a quien tenemos a nuestro lado.

Cuando mira a su alrededor, ¿qué es lo que más le preocupa?
¡Me preocupan tantas cosas...! Por ejemplo, cómo se están extendiendo los mensajes de odio. Unos mensajes de odio que a menudo están dirigidos a los migrantes. No podemos continuar así. No podemos ignorar el sufrimiento de los demás.

¿Siente que la sociedad, en su conjunto, valora hoy, en estos momentos tan difíciles, el trabajo que hace Cáritas? ¿O no...?
Yo creo que sí. La sociedad valora la labor que se hace desde Cáritas. Decir lo contrario también sería injusto. Lo que ocurre, sin embargo, es que hay muchos aspectos de nuestra labor, como los vinculados a la formación, que aún no se conocen mucho.

Servicio Diocesano de Comunicación

@mondonedoferrol