A las misioneras y misioneros de Mondoñedo-Ferrol

Carta del obispo diocesano con motivo del DOMUND 2022

"Sabéis que vuestra Iglesia diocesana os envía y ora con y por vosotros"

Un saludo afectuoso desde tus tierras de origen:

Al empezar este mes de octubre, mes misionero por excelencia, mi recuerdo, como no puede ser menos, se dirige hacia todos los misioneros/as pero especialmente para aquellos que nacieron y crecieron a la fe en estas tierras gallegas de nuestra diócesis de Mondoñedo-Ferrol. También vosotros pertenecéis a nuestra Iglesia diocesana y extendeis los brazos de la misión a lugares tan diferentes como son los que os encontrais. Gracias por vuestra vida entregada, gracias por vuestro testimonio, gracias por vuestra fe que amplía nuestros horizontes.

Durante estos días estamos nosotros aquí concluyendo nuestro Plan Diocesano de Pastoral. Como sabéis, después del proceso sinodal que realizamos en las diócesis durante el año pasado, nos sirvió para hacer un análisis de lo que somos y lo que buscamos: desde ahí hemos elaborado unas líneas que se conviertan en deseos y horizontes hacia los que caminar. Nuestro objetivo es precisamente animar a nuestra Iglesia a ser Iglesia en salida, precisamente lo que vosotros significais y encarnáis de una manera evidente.

Ya tenéis conciencia de las dificultades que atravesamos: quizás no son problemas económicos, como los que algunos de vosotros os tenéis que relacionar especialmente, pero son otros no menores. En ese sentido, la catolicidad nos ayuda a sostenernos unos en los otros, a animarnos y confiar en que Dios siempre nos acompaña y va guiando el timón de nuestra barca. En ese sentido, vuestra experiencia puede ayudarnos mucho en la tarea evangelizadora que llevamos entre manos.

Muchas gracias, de nuevo, por vuestra vida. Con algunos me he podido encontrar durante este verano. Otros habéis intercambiado cartas y mensajes, así como alguna que otra llamada (¡desde Australia!). Gracias, de corazón por haber venido a mi encuentro y haber podido dialogar e interesarnos mutuamente. Ya sabéis que vuestra Iglesia diocesana os envía y ora con y por vosotros.

Recibid mi afecto y bendición. Vuestro hermano y amigo.

Mons. Fernando García Cadiñanos

Burgos (1968) - Obispo de Mondoñedo-Ferrol