Para orar cada día: Jueves

25ª Semana del Tiempo Ordinario

24 de septiembre de 2020. Festividad de Nuestra Señora de la Merced

"Ante todas las informaciones que llegan a nosotros, también nos encontramos a menudo desconcertados"
¿Quién es, pues, éste de quien oigo tales cosas?

Lucas 9, 7-9

En aquel tiempo, se enteró el tetrarca Herodes de todo lo que pasaba, y estaba perplejo; porque unos decían que Juan había resucitado de entre los muertos; otros, que Elías se había aparecido; y otros, que uno de los antiguos profetas había resucitado. Herodes dijo: «A Juan, le decapité yo. ¿Quién es, pues, éste de quien oigo tales cosas?». Y buscaba verle.
 

Comentario

Nos presenta hoy el evangelio la reacción de Herodes ante la predicación de Jesús. Herodes no sabe situar a Jesús. Había matado a Juan Bautista y ahora quiere ver a Jesús de cerca.

"Estaba desconcertado". Ante todas las informaciones que llegan a nosotros, también nos encontramos  a menudo desconcertados. La opinión pública aporta lo mejor y lo peor; y en lo referente a la vida de la Iglesia sólo pueden darnos lo exterior de las circunstancias, por ello los cristianos debemos elegir e interpretar  con prudencia los acontecimientos.

Herodes ante el barullo de voces que circulaban a cerca de Jesús, estaba desconcertado y andaba buscando la ocasión de conocerlo.

Una de las maneras de hablar de Dios, es la voz de nuestra conciencia. Herodes no tenía la conciencia tranquila, un voz del fondo de sí miso le recordaba su pecado.

Un sincero remordimiento, un cuidado de seguir su conciencia puede conducir a Jesús. Un día la ocasión se presentará y Herodes verá a Jesús: será durante la Pasión. Entonces no lo reconocerá dejará pasar la ocasión.
 

Pregunta para reflexionar

¿Cuántas veces somos dóciles a la voz de nuestra conciencia y a las distintas formas de hablar de Dios? ¿Cuántas veces faltamos a su encuentro?
 

Oración

Señor, ayuda a todos los hombres a escuchar su conciencia; es el verdadero camino de salvación para muchos.

Concepcionistas de Viveiro

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Viveiro