Para orar cada día: Lunes

2ª Semana del Tiempo Ordinario

17 de enero de 2022. Festividad de san Antonio

"Tu corazón debería ser odre nuevo donde el nuevo vino es recibido con reverencia y adoración"
¿Pueden acaso ayunar los invitados a la boda mientras el novio está con ellos?

Marcos 2, 18-22

Como los discípulos de Juan y los fariseos estaban ayunando, vienen y le dicen a Jesús: «¿Por qué mientras los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan, tus discípulos no ayunan?». Jesús les dijo: «¿Pueden acaso ayunar los invitados a la boda mientras el novio está con ellos? Mientras tengan consigo al novio no pueden ayunar. Días vendrán en que les será arrebatado el novio; entonces ayunarán, en aquel día.

»Nadie cose un remiendo de paño sin tundir en un vestido viejo, pues de otro modo, lo añadido tira de él, el paño nuevo del viejo, y se produce un desgarrón peor. Nadie echa tampoco vino nuevo en pellejos viejos; de otro modo, el vino reventaría los pellejos y se echaría a perder tanto el vino como los pellejos: sino que el vino nuevo se echa en pellejos nuevos».
 

Comentario

Hoy cuando asistas a la celebración de la Eucaristía, escucharás estas palabras, salidas de la boca del Señor: Tampoco se echa vino nuevo en odres viejos: porque el vino revienta los odres, y se pierden el vino y los odres: a vino nuevo, odres nuevos.

Recuerda, cuando lo escuches, que ese vino nuevo, manado del costado del cordero sin mancha, estará, minutos después, sobre el altar. Y estará allí para que lo recibas tú. ¡Qué limpia debe estar tu alma a la hora de comulgar! Tu corazón debería ser odre nuevo donde el nuevo vino es recibido con reverencia y adoración.

Para que así sea, procura confesar frecuentemente. Quizá no tienes pecados graves, y se han acumulado en el alma pequeñas manchas que la han envejecido y agrietado.

Aprovecha el acto penitencial de la Misa. Es como un último retoque de contrición que dispondrá tu alma para ser un odre nuevo. Vas a recibir mucho; procura estar muy bien dispuesto.
 

Pregunta para reflexionar

¿Por qué no confiesas antes esos pecados veniales, y te dispones a recibir con más provecho y dignidad el vino nuevo?
 

Oración

Aquí estoy Señor, para hacer tu voluntad>> Ilumina, Señor, mis tinieblas y dame un corazón de hijo, para que en todo <<cumpla tu santo y veraz mandamiento

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo

@mondondonedo