Para orar cada día: Martes

2ª Semana del Tiempo Ordinario

19 de enero de 2021. Festividad de San Mario

"Y en Él entramos en cada misa, y allí devoramos, locos de amor, ese cuerpo, y así quedamos saciados de Dios"
El sábado ha sido instituido para el hombre y no el hombre para el sábado

Marcos 2, 23-28

Un sábado, cruzaba Jesús por los sembrados, y sus discípulos empezaron a abrir camino arrancando espigas. Decíanle los fariseos: «Mira ¿por qué hacen en sábado lo que no es lícito?». Él les dice: «¿Nunca habéis leído lo que hizo David cuando tuvo necesidad, y él y los que le acompañaban sintieron hambre, cómo entró en la Casa de Dios, en tiempos del Sumo Sacerdote Abiatar, y comió los panes de la presencia, que sólo a los sacerdotes es lícito comer, y dio también a los que estaban con él?». Y les dijo: «El sábado ha sido instituido para el hombre y no el hombre para el sábado. De suerte que el Hijo del hombre también es señor del sábado».
 

Comentario

Hablábamos ayer de ayunos… Para ayuno, el  que  hubieran tenido que hacer los hombres que acompañaban al rey David, de no haber ido en tan privilegiada compañía.

¡Afortunados, quienes caminamos con Cristo, porque se nos abren las puertas del santuario! Lo más sobrecogedor, lo que jamás hubiera sospechado el rey David, es que este santuario es el cuerpo del propio Jesús. Y en Él entramos en cada misa, y allí devoramos, locos de amor, ese cuerpo, y así quedamos saciados de Dios.

No sé si somos conscientes de lo que sucede cuando comulgamos. Creo que, si lo fuésemos, no habría cristiano que no comulgase a diario.
 

Pregunta para reflexionar

Lo que hoy sembremos podrá cosecharse. ¿Qué sembraremos? ¿Semillas de generosidad, respeto, amor, solidaridad, paz, convivencia?
 

Oración

Señor, la unidad de los cristianos no puede venir del esfuerzo del hombre. Tú pediste al padre la unidad de todos tus discípulos, para que el mundo crea. O nos viene del cielo, o continuaremos divididos para siempre. Te uniste a la humanidad por la nueva y eterna alianza en tu sangre. Solo en ti, convertidos en fieles seguidores tuyos podremos encontrarnos.:  ¡Conviértenos, Señor, y nos convertiremos a ti!: es la única dinámica que lleva a la Unidad, a la meta del camino, que eres Tú.

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo