Para orar cada día: Miércoles

2ª Semana del Tiempo Ordinario

20 de enero de 2021. Festividad de San Eutimio

"En Jesús nos sentimos acompañados cuando lo percibimos con reacciones tan parecidas a las nuestras de enfado, de tristeza o de compasión"
¿Es lícito en sábado hacer el bien en vez del mal, salvar una vida en vez de destruirla?

Marcos 3, 1-6

En aquel tiempo, entró Jesús de nuevo en la sinagoga, y había allí un hombre que tenía la mano paralizada. Estaban al acecho a ver si le curaba en sábado para poder acusarle. Dice al hombre que tenía la mano seca: «Levántate ahí en medio». Y les dice: «¿Es lícito en sábado hacer el bien en vez del mal, salvar una vida en vez de destruirla?». Pero ellos callaban. Entonces, mirándoles con ira, apenado por la dureza de su corazón, dice al hombre: «Extiende la mano». Él la extendió y quedó restablecida su mano. En cuanto salieron los fariseos, se confabularon con los herodianos contra Él para ver cómo eliminarle.
 

Comentario

En el centro de la comunidad cristiana y en el corazón del seguidor de Jesús está presente el cuidado por quien sufre. "Ponte en medio", le dice Jesús al hombre con la mano paralizada… Para que te vean… Para que no miren hacia otro lado… Y para que sepan que "todo lo que hicisteis (o dejasteis de hacer) con uno de estos pequeños, a mí me lo hicisteis (o dejasteis de hacer)". Era sábado (que precisamente, es el día en que Dios, descansando de su obra creadora, "vio que todo era bueno de verdad". Este gesto resultó tan escandaloso que consiguió lo inimaginable: que fariseos y herodianos, encarnizados enemigos, se pusieran de acuerdo, para quitar de en medio a Jesús.

En Jesús nos sentimos acompañados cuando lo percibimos con reacciones tan parecidas a las nuestras de enfado, de tristeza o de compasión. Por encima de todo, defiende al pobre, al pequeño, al marginado. Los pone en pie, los rehabilita.


Pregunta para reflexionar

Decía san Agustín: "En la duda, libertad. En la certeza, unidad. En todo, caridad". ¿Entendemos, como Jesús, que el amor es la esencia de todo, que nos lleva a escoger con libertad, porque Él es la expresión máxima de Dios?. Y esa libertad que entraña el amor vence cualquier barrera, pero también incomoda y perturba.
 

Oración

Señor, todos los días, también los sábados, son días para escuchar tu palabra: levántate, para seguirte a ti y para acercarme a los demás. Estando más cerca de ti podré conocerte mejor y amarte más. Acercarme a los demás es reducir lo que nos separa y aleja. ¡Que todos seamos uno contigo y con el Padre!

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo