Para orar cada día: Martes

6ª Semana del Tiempo de Pascua

11 de mayo de 2021. Festividad de san Evelio

"Si él no se hubiera marchado, estaríamos hipotecados a una presencia localizada, mientras que así lo percibimos junto a nosotros en todo lugar y situación"
Os conviene que yo me vaya

Juan 16, 5-11

En aquel tiempo, Jesús habló así a sus discípulos: «Pero ahora me voy a Aquel que me ha enviado, y ninguno de vosotros me pregunta: ‘¿Adónde vas?’. Sino que por haberos dicho esto vuestros corazones se han llenado de tristeza. Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, no vendrá a vosotros el Paráclito; pero si me voy, os lo enviaré: y cuando Él venga, convencerá al mundo en lo referente al pecado, en lo referente a la justicia y en lo referente al juicio; en lo referente al pecado, porque no creen en mí; en lo referente a la justicia porque me voy al Padre, y ya no me veréis; en lo referente al juicio, porque el Príncipe de este mundo está juzgado».
 

Comentario

Hay reacciones psicológicas que se manifiestan evitando pronunciar lo que se teme, como si así uno se defendiera de lo que no desea que suceda. Es una ley permanente el despojo necesario para crecer en la fe y madurar en la vida.

La existencia es una itinerancia que no permite detenerse y quien lo intenta retrasa el don posible. Jesús se despide y nos augura que es mejor. Si él no se hubiera marchado, estaríamos hipotecados a una presencia localizada, mientras que así lo percibimos junto a nosotros en todo lugar y situación.
 

Pregunta para reflexionar

El Señor ha calado tan profundamente en nuestras vidas que cuando nos parece vivir en su ausencia, todo se apaga alrededor nuestro  ¿Cómo puede ser disipada esta tristeza? ¿Es hoy una oportunidad para renovar la certeza de que Dios tiene la última palabra, y es una palabra de vida y amor?
 

Oración

Jesús, me dices que me conviene que te vayas. Y me aclaras la razón: te vas para enviarme tu espíritu Santo, de quien me vendrá la fortaleza y el consuelo. Aunque no te vea físicamente, tu espíritu te hace siempre presente en mi vida, desde dentro, de él me viene todo consuelo, tan necesario en los momentos de tristeza, de duda, de cansancio

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo