Para orar cada día: Viernes

6ª Semana del Tiempo de Pascua

14 de mayo de 2021. Festividad de san Matías, apóstol

"Jesús, en cambio, nos recuerda en este pasaje que somos elegidos por él para fructificar a nuestro alrededor"
Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado

Juan 15, 9-17

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.

»Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado. Este es el mandamiento mío: que os améis los unos a los otros como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. No os llamo ya siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a vosotros os he llamado amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer.

»No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca; de modo que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda. Lo que os mando es que os améis los unos a los otros».
 

Comentario

Nos gusta llevar las riendas de nuestras exigencias y ser quienes tomamos las decisiones. También en la fe nos gusta pensar que algo hemos hecho nosotros para ser creyentes. Jesús, en cambio, nos recuerda en este pasaje que somos elegidos por él para fructificar a nuestro alrededor. No ha sido una decisión nuestra, sino una respuesta agradecida a la iniciativa de un Dios que nos sueña fértiles y dadores de vida.

La paradoja es que la elección del Señor no se debe a nuestra calidad humana o a nuestras virtudes. Sus criterios para escogernos no son los que tendríamos nosotros, pero él nos capacita para fructificar allí donde vayamos.
 

Preguntas para reflexionar

Jesús nos exhorta a que nos amemos unos a otros, sin esperar nada a cambio. ¿ ponderas los niveles de tu amor para preguntarte dónde colocas el amor por Jesucristo? ¿Es algo abstracto o se materializa en tu vivir diario?
 

Oración

Gracias, Señor, por tu amistad. Ya no somos siervos, sino amigos. Gracias, Jesús, por tu amor

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo