Para orar cada día: Viernes

34ª Semana del Tiempo Ordinario

27 de noviembre de 2020. Festividad de San Valeriano

"El Dios de Jesús no es mudo ni mágico, sino que su Palabra se revela en el espesor de la realidad y los acontecimientos"
Cuando veáis que sucede esto, sabed que el Reino de Dios está cerca

Lucas 21, 29-33

En aquel tiempo, Jesús puso a sus discípulos esta comparación: «Mirad la higuera y todos los árboles. Cuando ya echan brotes, al verlos, sabéis que el verano está ya cerca. Así también vosotros, cuando veáis que sucede esto, sabed que el Reino de Dios está cerca. Yo os aseguro que no pasará esta generación hasta que todo esto suceda. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán».
 

Comentario

Jesús remite a la naturaleza y a la historia como lenguaje y revelación de Dios que es necesario interpretar. El Dios de Jesús no es mudo ni mágico, sino que su Palabra se revela en el espesor de la realidad y los acontecimientos. Por eso escuchar a Dios nos exige poner atención a los signos de los tiempos y discernirlos en comunidad. Uno de los más desafiantes hoy, en nuestro mundo es la realidad de las personas migrantes y refugiadas. Las miles de personas que se ven forzadas al desplazamiento obligado por causa de las guerras, el expolio económico de sus países, etc.
 

Preguntas para reflexionar

¿Cómo hacer llegar hoy a nuestros hermanos migrantes, el mensaje de que el Reino de Dios, está también cerca de ellos? ¿a través de que gestos y prácticas podemos hacerlo?
 

Oración

Señor, eres contundente al afirmar que, aunque pasen cielo y tierra, tu Palabra no pasará. ME BASTAS TÚ, SEÑOR, que no sólo das luz, sino que me ayudas a caminar por tu camino iluminado, hacia la LUZ sin ocaso.

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo