Institutos seculares

Misioneras Apostólicas de la Caridad

Asistencia religiosa en el CHUF «Arquitecto Marcide-Novoa Santos»
Domus Ecclesiae, Miramar, s/n, 15401, Ferrol (A Coruña)
www.misionerasapostolicasdelacaridad.org

Fundadas por el que fue obispo auxiliar de Oviedo y auxiliar del administrador apostólico de Tudela, monseñor Ángel Riesco, en proceso de canonización, nacido en 1902 en Bercianos de Vidriales (Zamora, diócesis de Astorga), emigrante en Argentina, entregado a la catequesis, a los pobres y enfermos. Gran trabajador en los movimientos apostólicos, sobre todo en la Acción Católica, en la promoción de la vida espiritual y en las obras del templo parroquial de La Bañeza. Nombrado Vicario General, irradió a la Diócesis de Astorga lo que había cultivado en La Bañeza. Fomentó con amor y entrega las diversas formas de vida consagrada y sacerdotal, promoviendo vocaciones y siendo guía espiritual de numerosas personas consagradas.

En 1957, funda el Instituto de Misioneras Apostólicas de la Caridad, con el carisma especial de caridad, inspirado en san Pablo: «Caritas Christi urget nos» (la caridad de Cristo nos urge), que le lleva a dar al Instituto una peculiaridad única en aquellos años: hacer posible la vida consagrada en el mundo, también a personas enfermas, pobres de cultura y de medios económicos, y quienes por causas similares no tenían cabida en ninguna Institución de vida consagrada. Sus últimos años como obispo emérito fueron al servicio del Instituto, falleciendo en La Bañeza en 1972. Las misioneras recibieron la aprobación diocesana en 1978 y la pontificia en 1982, y están presentes en España, Argentina, México y Perú.

Desarrollan su misión en grupos de vida fraterna o de modo disperso, como es el caso de nuestra diócesis de Mondoñedo, en el que llegaron en 1995 representadas por Mercedes Chao Falcón que dedicó su apostolado hasta el 2006 a las tareas del cuidado del Seminario de Mondoñedo, de su hospedería de los sacerdotes jubilados y de los sacerdotes enfermos de la residencia sacerdotal. También desde el año 2000 Nieves Moure Castro se dedicó al cuidado del obispo José Gea Escolano. Desde hace más diez años Ana García-Heras Martín continúa realizando la presencia y servicio de estas misioneras en nuestra diócesis a través de su trabajo comprometido en el acompañamiento de enfermos en la residencia de Ferrol como delegada de la Pastoral de la Salud de Mondoñedo-Ferrol, alentando los trabajos de esta delegación y coordinando y participando en las jornadas nacionales de Pastoral de la Salud, en los encuentros de Capellanes de Galicia o en las Jornadas en Roma. A esta dedicación hay que añadir su colaboración desde el 2008 en la pastoral parroquial de Santa María de Caranza.