La diócesis celebró en Mondoñedo la fiesta de su patrona, la Virgen de los Remedios

El obispo diocesano y el alcalde de Mondoñedo recordaron la importancia de construir caminos de concordia y la búsqueda sin descanso de la paz

Mondoñedo celebró ayer el día grande de la fiesta de la Virgen de Os Remedios, patrona de Mondoñedo y de la diócesis, con el acto central de la ofrenda a la Virgen que presentan las ciudades y villas del antiguo partido judicial de la diócesis de Mondoñedo-Ferrol. En esta ocasión le tocó al alcalde de Mondoñedo, Manuel Otero. En su discurso no faltaron las referencias a la pandemia, al esfuerzo realizado para superarla y a la situación actual de crisis energética, pidiendo además la intersección de la virgen para que los dirigentes políticos tomen las medidas acertadas para reconducirla.

La ceremonia de la ofrenda se instauró en el año 1938, coincidiendo con la celebración del segundo centenario de la edificación del santuario de Os Remedios. La realizan los antiguos partidos judiciales de la diócesis: Mondoñedo, Ferrol, Ortigueira, Ribadeo, Vilalba y Viveiro. Este año le correspondió a Manuel Otero: «Benquerida Virxe dos Remedios, celebramos hoxe o teu día co orgullo e ledicia que unha pandemia sanitaria e social non nos puido levar», señaló.

«En agradecemento ao esforzo que fixeron e fan moitos profesionais que traballan cos colectivos máis vulnerables, permitídeme como alcalde de Mondoñedo nomear aos profesionais e residentes do Centro Residencial de San Pablo e San Lázaro, as persoas que cada día enchen con ledicia a residencia para persoas maiores, o centro de día mindoniense, o apoio a domicilio a través do Servizo de Atención no Fogar e os recursos dirixidos á poboación menor de idade. Cabe sinalar neste punto o esforzo do Goberno de Galicia na planificación de novas estratexias e iniciativas para a coordinación socio-sanitaria, salientando medidas como a posta en marcha do comité socio-sanitario que asentou as bases do novo modelo de residencias dirixidas as persoas maiores», añadió.

Manuel Otero también aludió a la guerra: «Pedímosche Nosa Señora que os acompañes nestes escenarios de violencia e axudes aos dirixentes a seguir un camiño de concordia, lonxe da confrontación. Que o diálogo sexa o motor deste camiño, e a paz o obxectivo. Protéxenos, principalmente a quen máis o necesite, da crise enerxética global. Rogámosche Virxe dos Remedios, que permitas que as persoas dirixentes atopen a traxectoria para un cambio enerxético xusto, igualitario e que non deixe a ninguén en risco de exclusión».

Al acto estuvo presidido por el obispo Fernando García Cadiñanos, quien en su intervención animó a construir sociedad. «Somos ciudadanos que estamos empeñados en construir ciudad, en construir ciudadanía», subrayó. Además, recordó el mensaje de la Virgen María ante las problemáticas de la vida («Haced lo que Jesús os propone») y la importancia de poder celebrar esta festividad con normalidad después de la pandemia.

Asistieron a la celebración Blanca García-Señoráns, directora xeral de Relacións Institucionais e Parlamentarias; el conselleiro de Facenda e Administración Pública de la Xunta, Miguel Corgos; la subdelegada del Gobierno en Lugo, Isabel Rodríguez; el delegado de la Xunta, Javier Arias; los alcaldes de Alfoz, Ourol, Ortigueira y Vilalba y el teniente de alcalde de Ferrol (no hubo representación de Ribadeo ni de Viveiro); la corporación mindoniense; autoridades militares; los hijos adoptivos de Mondoñedo, Susana Rodríguez Gacio y Juan Puchades, y Elena Candia, vicepresidenta primera del Parlamento de Galicia, entre otros.

La fiesta en Mondoñedo continuó ayer con un espectáculo de baile y música tradicional con Cantigas y Agarimos; sesión vermú a cargo de Los Españoles, y la verbena final con Los Españoles y La Favorita.

Fuente: La Voz de Galicia A Mariña – Diócesis de Mondoñedo-Ferrol.
 

Artículos relacionados

Síguenos

5,484FansMe gusta
4,522SeguidoresSeguir
1,230SuscriptoresSuscribirte

Últimas publicaciones

Etiquetas