El valor patrimonial de la capilla de Nuestra Señora del Socorro de Ferrol

El historiador y colaborador de «Estudios Mindonienses», Pedro Javier González, disertó sobre la historia y devoción de este templo marinero

En la tarde del jueves 8 de septiembre a las 19:00 horas, en la sala de exposiciones de la Autoridad Portuaria de Ferrol, tuvo lugar la conferencia sobre el valor patrimonial de la capilla de Nuestra Señora del Socorro de Ferrol, a cargo del profesor Pedro Javier González Rodríguez, con un lleno a rebosar de la sala, asistiendo más de cincuenta personas.

El profesor de la UNED publicó en el 2015, en el número 31 del anuario diocesano  «Estudios Mindonienses» el estudio titulado Pequeña historia de la Capilla de Nuestra Señora del Socorro de Ferrol. En la tarde de ayer desarrollaba una muy entretenida conferencia que abarcó explicaciones sobre historia, aspectos artísticos y diversas circunstancias de fabricación de la actual parroquia del Socorro, ubicada en la parte más antigua de Ferrol.

Fruto de un pormenorizado estudio documental desde un completo trabajo de archivo, el ponente fue desglosando diferentes aspectos. Se explicó su origen en la propia iglesia primitiva de San Julián, desde donde se pretendió en el siglo XVIII erigir una capilla que albergaría el Cristo de los Navegantes que se veneraba en la misma. Se citaron documentos y datos de 1757 que presentaban el proyecto que arrancaría en 1767 en que comenzaba su construcción, en tiempos del obispo Losada y Quiroga en el barrio portuario de Curuxeiras.

Se explicaron, asimismo, los problemas que entraña atribuir autores concretos en la arquitectura religiosa de Ferrol, se apuntaron diferentes posibilidades y las diversas reformas, con muchas improvisaciones y fases que modificaron proyectos iniciales a lo largo de un proceso de construcción que resultaría bastante largo en el tiempo. La obra finalmente, y en esas modificaciones del proceso inicial, quiso que su fachada se pareciese a la de la iglesia de las Angustias. Los trabajos de ambas iglesias presentaron, con el tiempo, problemas similares en sus espadañas, dado la baja calidad de los materiales que se habían utilizado. En el caso de la parroquial del Socorro, en 1822 se vino abajo debido a un temporal.

Una edificación de bastante tamaño, con una nave de 21 x 8 metros y un ábside de 11 x 9 metros. Su cabecera se habría terminado en 1795 con Pedro Varela, como reza una inscripción descubierta en su cabecera y trasladada de su ubicación original en la actualidad. La obra presentó problemas de financiación y se planteó incluso en una época, financiarse con el dinero aportado por la taquilla de las comedias teatrales que tenían lugar en la localidad.

El retablo mayor, consta en documentación, como entallado en 1813, en que doña Francisca Bayolo de Mugardos (viuda de don José Benavides, escribano municipal muy importante en aquel Ferrol del XVIII), aportará lo necesario para su obra, quedando en entredicho su policromía, que no se realizará hasta mediados del siglo XIX. Se explicaron sus elementos decorativos, así como la simbología mariana que presenta.

En la ponencia se explicaron, a la luz de la historia del arte, desde la propia literatura de Gonzalo de Berceo, y la representación iconográfica medieval de una “Virgen castigadora”, el sentido de la representación de la Virgen del Socorro, con un “palo en mano para león ferir”, que evolucionaría posteriormente en un cetro en algunas representaciones. Se demostraron las características comunes con una de las imágenes básicas que debió inspirar al autor de la Virgen del Socorro, en una similar –anterior en el tiempo y estilo- ubicada en San Martín Pinario.

Contemplamos los datos más antiguos documentales acerca del Cristo de los Navegantes, visitado en 1620 por el obispo Rafael Díaz, cuando todavía se hallaba en San Julián. Allí tenía una de las cuatro cofradías que conformaban la parroquia, dedicada al mismo. Un Cristo que ha pasado por muchas dificultades técnicas de conservación y por diferentes procesos y momentos de restauración.

Algunas imágenes que se veneran en la actualidad en esta parroquia proceden de la desaparecida capilla de San Amaro en Recimil, como el San Pedro atribuido a Florencio Gambino.

Terminó con un recorrido por la platería más destacada de la parroquia y su relación con la Casa Real. Una relación entre la Corona y la Cofradía del Socorro que tuvo un papel destacado desde los primeros momentos de su existencia.

Finalmente se apuntó la importancia de la religiosidad popular a la luz de la Evangelii Gaudium del papa Francisco.

En una pequeña mesa lateral, acompañó la conferencia, una muy primitiva pequeña imagen barroca de la Virgen del Socorro, que se utilizaba para dar a rezar a los cautivos antes de su ejecución pública, como reza en la documentación “para los ajusticiados”.

Una conferencia que sirvió para acercarnos a la historia y devoción de una de las parroquias más entrañables de los orígenes y pasado de Ferrol. Muy necesaria para comprender nuestras raíces.
 

Artículos relacionados

Síguenos

5,484FansMe gusta
4,522SeguidoresSeguir
1,230SuscriptoresSuscribirte

Últimas publicaciones

Etiquetas