Falleció la hermana Francisca Bautista Gómez, discípula de Jesús Maestro

De sus 65 años de consagración religiosa, los últimos 41 años los celebra en la comunidad de Ferrol

NOTA DEL DELEGADIO DIOCESANO DE VIDA CONSAGRADA

30 octubre 2021.- El pasado 27 de Octubre ha fallecido la hermana Francisca Bautista Gómez de la congregación de la Discípulas de Jesús Maestro, que pertenecía a la comunidad de Ferrol, donde permaneció cuarenta y un años.

Vivió plenamente como discípula la esencia de su congregación: Esclava, discípula y esposa del Señor. Configurándose con Cristo, discípulo perfecto del Padre imitando a la Virgen María primera discípula de Jesús. Deseó vivir plenamente el amor a Dios y al prójimo viviendo profundamente el misterio de la Iglesia.

Desde esta delegación de Vida Consagrada nos unimos a sus hermanas y le pedimos al Padre que la reciba en su Reino.

Agradecemos a las hermanas de su congregación la reseña que nos han enviado para poder compartirla con todos vosotros.
 

NOTA DE LA COMUNIDAD RELIGIOSA DE LAS DISCÍPULAS DE JESÚS DE FERROL

Nuestra hermana Francisca Bautista Gómez, natural de Macotera (Salamanca), nació el día 19 de noviembre del año 1928. Sería la mayor de tres hermanos.

Ingresa en el Instituto de Discípulas de Jesús cuando tenía 23 años. Un año más tarde, emite sus votos temporales y tres después, en 1956, los votos perpetuos.

De sus 65 años de consagración religiosa, los últimos 41 años los celebra en la comunidad de Ferrol. Francisca fue parvulista en este Colegio Jesús Maestro. Más conocido como colegio de las Discípulas de Jesús. 

Vivió intensamente la espiritualidad sacerdotal que identifica a nuestro carisma, siendo glorificadora del Padre, actuando con exquisita caridad para con el prójimo y ofreciéndose con Jesús al Padre. Tuvo un don especial para los niños pequeños. Para ella, eran sus “angelitos”. Para ellos, ella era su luz y su guía en el aula, en el patio, en el comedor escolar…

Durante muchos años, compaginando con la jornada escolar, asumió el servicio de administradora de la comunidad y del colegio. Siempre desde la obediencia y el buen hacer. Meticulosa, constante, fiel. A Francisca le caracterizaron, además, grandes virtudes de grandes almas: la pequeñez, la humildad, el servicio, la disponibilidad, la entrega, el don de sí misma, el sacrificio. En la vida fraterna, lo primero la comunidad.

De fuerte naturaleza, corporal y espiritual, nunca se quejaba de dolores. Introvertida de natural, siempre quería superarse para compartir con las hermanas de comunidad su mayor tesoro: su trato de amistad con Dios.

A pesar de su fortaleza y puesto que el tiempo no perdona, sufrió el pasado 19 de septiembre una crisis comicial. Fue trasladada a Valladolid. Entre momentos de estabilidad e inestabilidad, pasó sus últimas semanas de vida en el hospital clínico de la ciudad.

El Señor la llamó para la eternidad el pasado 27 de octubre, a sus 92 años de edad.

Durante su larga estancia en Ferrol, muchas hermanas pasamos por esta comunidad y muchas generaciones de alumnos, por el colegio. ¡Qué fortuna la de quienes convivimos con ella unos pocos, varios o muchos años!

¡La echaremos de menos y la recordaremos con inmenso cariño! 

D. E. P., Francisca
 

 

Artículos relacionados

Síguenos

5,484FansMe gusta
4,522SeguidoresSeguir
1,230SuscriptoresSuscribirte

Últimas publicaciones

Etiquetas