Para orar cada día

4ª Semana del Tiempo Ordinario
Lunes 30 de enero de 2022. Festividad de Santa Martina
Comentarios de
las Concepcionistas Franciscanas de Viveiro

Espíritu inmundo, sal de este hombre

Marcos 5, 1-20

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos llegaron al otro lado del mar, a la región de los gerasenos. Apenas saltó de la barca, vino a su encuentro, de entre los sepulcros, un hombre con espíritu inmundo que moraba en los sepulcros y a quien nadie podía ya tenerle atado ni siquiera con cadenas, pues muchas veces le habían atado con grillos y cadenas, pero él había roto las cadenas y destrozado los grillos, y nadie podía dominarle. Y siempre, noche y día, andaba entre los sepulcros y por los montes, dando gritos e hiriéndose con piedras. Al ver de lejos a Jesús, corrió y se postró ante Él y gritó con gran voz: «¿Qué tengo yo contigo, Jesús, Hijo de Dios Altísimo? Te conjuro por Dios que no me atormentes». Es que Él le había dicho: «Espíritu inmundo, sal de este hombre». Y le preguntó: «¿Cuál es tu nombre?». Le contesta: «Mi nombre es Legión, porque somos muchos». Y le suplicaba con insistencia que no los echara fuera de la región.

Había allí una gran piara de puercos que pacían al pie del monte; y le suplicaron: «Envíanos a los puercos para que entremos en ellos». Y se lo permitió. Entonces los espíritus inmundos salieron y entraron en los puercos, y la piara -unos dos mil- se arrojó al mar de lo alto del precipicio y se fueron ahogando en el mar. Los porqueros huyeron y lo contaron por la ciudad y por las aldeas; y salió la gente a ver qué era lo que había ocurrido. Llegan donde Jesús y ven al endemoniado, al que había tenido la Legión, sentado, vestido y en su sano juicio, y se llenaron de temor. Los que lo habían visto les contaron lo ocurrido al endemoniado y lo de los puercos. Entonces comenzaron a rogarle que se alejara de su término.

Y al subir a la barca, el que había estado endemoniado le pedía estar con Él. Pero no se lo concedió, sino que le dijo: «Vete a tu casa, donde los tuyos, y cuéntales lo que el Señor ha hecho contigo y que ha tenido compasión de ti». Él se fue y empezó a proclamar por la Decápolis todo lo que Jesús había hecho con él, y todos quedaban maravillados.


Comentario

Jesús por primera vez atraviesa voluntariamente una frontera para tomar contacto con el mundo pagano de su tiempo. No va sólo, se lleva consigo a los doce. Va a realizar delante de ellos milagros significativos, es una primera práctica de apostolado.

“Le sale al encuentro un hombre poseído de espíritu impuro…”. Marcos hace una descripción de la situación de aquel hombre con términos simbólicos que sugieren situaciones dramáticas del hombre y la mujer “no evangelizados”. Por otra parte nos dejan ver la importancia del gesto misionero que va a hacer Jesús: Viene para liberar al hombre, cualquiera que sea su degradación. Jesús es más fuerte que las fuerzas maléficas del hombre por muchas que sean las pasiones que lo deforman. Jesús nos puede curar y transformar radicalmente como lo ha hecho con el hombre del evangelio de hoy, e incluso convertirlo en apóstol. “El hombre se marchó y empezó a proclamar por los pueblos de la región lo que Jesús había hecho con él”.

Tenemos dos advertencias para orar a partir de este texto: La frontera del paganismo pasa por nuestro corazón. La misión es una característica esencial de la Iglesia, hay que ir hacia todos que esperan aún su liberación sin encerrase en el entorno cristiano.


Preguntas para reflexionar

¿Tenemos el mismo interés por ver a Jesús que este endemoniado? ¿Contamos a los demás lo que el Señor hizo y hace por nosotros?


Oración

Señor, vemos que el mal atormenta a las personas de mil maneras.
Que, como tú, sepamos ir hacia aquellos que esperan una liberación.
Que no nos encerremos en nuestro medio cristiano solamente.