Arciprestazgos

El Código de Derecho Canónico define el arciprestazgo como la «unión de parroquias cercanas entre sí que facilitan el trabajo pastoral mediante actividades comunes» (c. 374). Su objetivo, por lo tanto, es pastoral y se convierte en una estructura de comunión que ayude a dinamizar las respectivas parroquias/UPA. Son un instrumento de sinodalidad, de animación y coordinación de la acción pastoral. Al frente del arciprestazgo el obispo nombra un arcipreste, que es un sacerdote encargado de la coordinación pastoral de ese territorio.

La diócesis de Mondoñedo-Ferrol, según decreto del 1 de septiembre de 2023, se divide en cuatro arciprestazgos: Mondoñedo, Ferrol, Terra Chá y Ortegal.